OUR LADY OF GUADALUPE

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE: UN RELATO MILAGROSO DE SUS APARICIONES

El culto y devoción hacia Nuestra Señora de Guadalupe están profundamente arraigados en la historia de México y en la Iglesia Católica, gracias al asombroso evento de la aparición de la Virgen María a Juan Diego en 1531, cerca de la Ciudad de México. Este evento extraordinario ha inspirado una profunda devoción hacia la Virgen de Guadalupe tanto entre el pueblo mexicano como dentro de la Iglesia Católica.

 

Historia de la aparición

El relato de la aparición se remonta al período entre 1428 y 1521, cuando el Imperio Azteca florecía en el centro de México, uniendo tres ciudades-estado. En 1521, Hernán Cortés y los españoles conquistaron la capital azteca, dando origen a la Nueva España. Posteriormente, los franciscanos llegaron para difundir el Evangelio entre los nativos, inicialmente despertando cierta desconfianza que, sin embargo, llevó a la conversión de algunos indígenas, incluido Juan Diego.

El 9 de diciembre de 1531, en la colina de Tepeyac, ocurrió el suceso que transformaría para siempre la vida de Juan Diego. Una mujer extraordinariamente hermosa, la Virgen María, se le apareció, con una piel morena y cabello negro. Con afecto, María se dirigió a Juan en su lengua materna, el náhuatl, llamándolo "Juanito, Juan Dieguito", y le solicitó que erigiera una iglesia en su honor en el sitio de la aparición. Sin embargo, el obispo le exigió a Juan un milagro como prueba antes de conceder la autorización para la construcción de la iglesia.

Al volver a su hogar, Juan se encontró nuevamente con la Virgen en el mismo lugar de la primera aparición. Le informó que el obispo no había aceptado la petición y sugirió que escogiera a alguien más. Sin embargo, la Virgen reafirmó que Juan era el elegido y le ordenó que regresara al obispo con su mensaje.

 

El Milagro de las Rosas y la Imagen Sobrenatural

Juan Diego volvió al obispo y le narró sobre la segunda aparición de la Virgen María. El obispo parecía más receptivo y solicitó una señal de su presencia. La Virgen aceptó y le pidió a Juan que volviera al día siguiente. No obstante, Juan no pudo asistir porque su tío enfermó repentinamente. A la mañana siguiente, al ver la grave situación de su tío, se apresuró a buscar a un sacerdote para administrarle los últimos sacramentos. En ese momento, la Virgen María se le apareció nuevamente, asegurándole que había curado a su tío y le ordenó que se dirigiera a una colina donde encontraría rosas que no florecían en esa época del año. Juan obedeció y la Virgen recogió las rosas en su manto, luego le instruyó que las presentara al obispo. Cuando Juan abrió su manto frente al obispo, las rosas cayeron revelando en la tela la imagen de la Virgen.

 

Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe

En el sitio de la aparición, el obispo ordenó la construcción de una capilla, sustituida en 1557 por una de mayor tamaño, y más tarde por un santuario consagrado en 1622. Finalmente, en 1976, se inauguró la actual Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. Dentro de ella se preserva la tilma de Juan Diego, en la que se muestra la imagen de María representada como una joven indígena: debido a su piel oscura, los devotos la llaman cariñosamente "Virgen morenita".

En 1921, Luciano Pérez, un agresor enviado por el gobierno, escondió una bomba en un ramo de flores colocado a los pies del altar; la explosión dañó la basílica, pero milagrosamente la tilma y el vidrio que la protegía permanecieron intactos.

El Santuario de la Virgen de Guadalupe es el lugar de culto mariano más visitado del mundo. La tilma y la imagen aún se conservan hoy en día. A partir de este milagroso signo, se ha desarrollado una síntesis entre la cultura azteca y la fe cristiana.

La aparición de Guadalupe fue reconocida oficialmente por la Iglesia católica y Juan Diego fue canonizado por el Papa Juan Pablo II el 31 de julio de 2002. La Virgen de Guadalupe es venerada por los católicos como patrona y reina de todos los pueblos de habla hispana, especialmente en el continente americano. Su festividad se celebra el 12 de diciembre, el día de su última aparición.

 

Impacto en la sociedad y la cultura

La tilma de Nuestra Señora de Guadalupe se considera un auténtico milagro: está compuesta por dos telas de fibras de agave, tiene casi 500 años pero está intacta y la imagen no parece estar pintada por manos humanas, ya que no muestra trazos de pinceladas. Los ojos reflejan la imagen del obispo arrodillado. Este prodigio ha tenido un enorme impacto espiritual en los nativos, animándolos a aceptar el Evangelio llevado por los misioneros españoles. La Virgen se ha revelado como una evangelizadora, alentando a los españoles también a tratar a los nativos como miembros de la familia.

Designada patrona de la Ciudad de México en 1737 y de todos los territorios de la Nueva España en 1746, ha sido aprobada por varios pontífices como patrona de América Latina y Filipinas. Su veneración es especialmente extendida entre las mujeres y ha sido llevada a todo el mundo por los jesuitas.

Actualmente, la Basílica que alberga la imagen sigue siendo un lugar significativo de peregrinación y fuente de inspiración, especialmente en México. La tilma de San Juan Diego, enviado por Dios como misionero a través de su madre, sigue siendo un milagro viviente que transmite el mensaje de la Beata Virgen María a lo largo de los siglos.

Regresar al blog

Bienvenido a la Plaza de San Pedro

Descubre nuestra tienda en la Plaza de San Pedro, mira el video realizado el domingo 7 de agosto de 2022.
Un gran agradecimiento a nuestros clientes que con simpatía aceptaron ser filmados.